Este es el blog de algunos de nuestros últimos viajes (principalmente, de los largos). Es la versión de bolsillo de los extensos relatos, que se encuentran en la web, que se enlaza a la derecha. Cualquier consulta o denuncia de contenidos inadecuados, ofensivos o ilegales, que encontréis en los comentarios publicados en los posts, se ruega sean enviadas, a losviajesdeeva@gmail.com.

lunes, 22 de septiembre de 2014

Proverbios indios

         
Shimla (India)
          Sin intención de ofender -o tal vez, sí, ya ni lo sé-, vamos con una retahila de proverbios indios, elaborada con cierto realismo, con bastante mala leche y con algo -espero- de sentido del humor.

          1º.- Si portas un bulto, cosa muy habitual en India, da igual el tamaño, ponlo en todo el medio, donde más moleste.

          2º.- En India, cualquier forma de placer en público está negada. Prepárate para los mayores sufrimientos.
                                                                                                                                                Manali (India)
          3º.- Cuanto más estrecha sea la zona de paso, abre más los codos, para molestar mejor al prójimo.

          4º.- En lugares de tránsito humano, clava tus dedos con ahínco en la espalda de la persona, que va delante de ti. Si estás en el autobús, no olvides dale golpetazos en cualquier parte de su cuerpo, antes de decirle “excuse me”, con cara de perdonarle la vida.

          5º.- En las ciudades sagradas no se puede beber alcohol, ni comer carne y hasta el tabaco está mal visto. Pero, pelmas, bestias circulando -o sin circular- y pedigüeños, “are available”.

          6º.- Beber agua y bañarse en el Ganges purifica, como demuestran varios estudios científicos. ¡Toma ya!.
MacLeod Gang (India)
          7º.- En India, cualquier sitio al que llegues, tenga un millón de habitantes o tan sólo cuatro de ellos, se denominará “juntcion”.

          8º.- Los únicos lugares donde puedes estar seguro, que encontrarás cambio, son las tiendas de alcohol (ni siquiera los bancos).

          9º.- La ratio, en cualquier negocio, de empleados por clientes es, de 8 a 1, siempre con funciones indefinidas y solapadas.                 Amritsar (India)

          10º.- ”Estoy hasta los huevos de los hinduistas”, dice una colombiana, después de llevar viajando once meses por India. ¡Amén!.

          11º.- En India, si te estás buscando a ti mismo, desconozco si te encontrarás. Si tratas de hallar lo que más deseas, es difícil que lo encuentres. Pero, si te toparás con lo que más ansias, cuando menos te lo esperes.

          12º.- Sonríe, siempre habrá un día peor del que estás padeciendo en este momento.
      Fatehpur Sikri (India)
          13º.- El moksha -liberación hinduista- consiste en estar todo el día tumbado en cualquier parte -incluso entre la basura- o en tocarse los pies y después, comer con las manos.

          14º.- De los miles de dioses que adoran, el único y verdadero es el pi, pi, pi, pi, de los cacharros con ruedas (y con pito, claro).   Bhopal (India)

          15º.- La burocracia os hará libres.

          16º.- Si eres vendedor o pelma, al extranjero molestarás, con todas tus fuerzas.

          17º.- En un lugar de concentración de puestos callejeros, se hace necesario, que todos vendan lo mismo.

          18º.- En la India, viajes en el tren que viajes, siempre parará, para dejar pasar a los que van en otra dirección.
Ellora (India)
          19º.- Cuando un occidental se altera, por incertidumbre o causa justificada, el indio se tumba sobre cualquier superficie y espera a que todo pase.

          20º.- Bajo ningún concepto, debes estresarte. Corres el grave riesgo de solucionar el problema.

          21º.- Inventad las samosas, pero luego, conseguid que sean las más apestosas del mundo.

          22º.- Los trenes de pasajeros deben dar siempre prioridad, a los de mercancías.

          23º.- Cuando montes un negocio, sé siempre consciente de que estás haciendo un favor a tus clientes. Así, que vigila que no te den mucho la lata o que no te paguen con el precio exacto. Si así ocurre, maldíceles y sigue durmiendo, tranquilamente.
Mumbay (India)
          24º.- Vete con celeridad al templo, si puede ser en un minuto, a poner una ofrenda y así podrás estar las 23,59 horas restantes del día, haciendo el bestia a tus anchas.

          25º.- Párate con los codos abiertos, camina con los codos abiertos, reza con los codos abiertos...

          26º.- A poder ser, quédate dormido a cualquier hora, en cualquier parte y en la posición más inverosímil, que se te ocurra.
                                                  Margao (India)

         27º.- Si no tienes cubiertos, no sabes usarlos o la ocasión no pinta para que hagas bolas de salsuberio y arroz, lánzate la comida con la mano hacia la boca, como si se la tiraras a cualquier animal y cázala al vuelo.
Varkala (India)
          28º.- Haz la vida imposible a los demás, especialmente si son extranjeros.

          29º.- Tantas vueltas deberás dar al templo o lugar sagrado, como veces quieras molestar a los guiris que encuentres.

                                                                               Kanyakumari (India)
          30º,- Busca las ciénagas más asquerosas y sacralizalas: ya están listas para el baño.

          31º.- Todo indio nace con una moto debajo del brazo.
                                                 Kumbakonam (India)
          Y estos principios, a diferencia de los mandamientos, se cierran en uno: “sufrirás India, terriblemente, en vivo y la disfrutarás, plácidamente, en el recuerdo y en tu casa, durante toda tu vida”. Bueno o, quizás, se cierran en dos, con este otro: “la India siempre es más plácentera, en el peor de los casos, que hablar con los operadores de Orange (sobre todo, si reclamas una factura).