Este es el blog de algunos de nuestros últimos viajes (principalmente, de los largos). Es la versión de bolsillo de los extensos relatos, que se encuentran en la web, que se enlaza a la derecha. Cualquier consulta o denuncia de contenidos inadecuados, ofensivos o ilegales, que encontréis en los comentarios publicados en los posts, se ruega sean enviadas, a losviajesdeeva@gmail.com.

viernes, 11 de diciembre de 2015

Corea, a golpe de mercados

                                                                          Todas las fotos son, de Seúl (Corea del Sur)
          Aunque, Corea del Sur es la reina de los centros comerciales, uno de sus fuertes son los mercados, que adquieren una diversidad, casi inimaginable, desde los más tradicionales a los más modernos, desde los de comida – de día y/o de noche-, hasta los de ropa, pasando por los que ofertan cosas inservibles. Los más variados e importantes se encuentran en la capital, aunque Busan, Gyeongju o Dong Daegu, no se quedan a la zaga. Vayamos analizando, ciudad por ciudad, porque merece la pena.


Seúl

        A diez minutos caminando desde la estación de tenes y a la derecha de la puerta de Namdaemun, se halla el mercado del mismo nombre, que ofrece básicamente ropa, aunque a las cuatro de la tarde -más o menos- se combina con puestos de comida, que se ubican en el centro de la calle.


          Cerca de la catedral, en la calle Myeong-dong, se ubica una zona muy pija de boutiques, que operan de día y que durante la noche dan paso a un selecto mercado nocturno de comidas, muy limpio, coqueto y caro, que acoge a chicas con bolsos de marca y chicos con corbata y maletín. Calamares, espirales o torpedos de patatas fritas, kebabs, albóndigas, pulpo, tortas vegetales, huevos fritos... Y todo en un ambiente muy relajado.


          El distrito del Arroyo de Cheonggyecheon es muy concurrido al atardecer, por niños y mayores. Se trata de un canal natural de unos seis kilómetros, que ha sido acondicionado y adornado con estatuas luminosas de cartón piedra o metacrilato. En la parte de arriba se instala otro mercado nocturno de comidas con numerosos puestos, algo menos erudito, que el que nos hemos referido, anteriormente.


          Al final de este recorrido y cerca de la puerta de Dongdaemun, se ubica el mercado cubierto de comidas del mismo nombre, absolutamente abarrotado por la noche. Es uno de los lugares de Seúl más recomendables para merendar o cenar. Nuestro plato favorito: torta -a modo de pizza, pero con la masa más irregular y gruesa- con calamares, pulpo, verduritas y guindilla. ¡Para chuparse los dedos!.


          En la calle Insa-dong -la de los antiguos libreros y anticuarios-, se instalan unos cuantos puestos de comida, al anochecer. Existe además, un recinto donde se hacen eventos gastronómicos diurnos, al igual que en la no demasiado lejana plaza del ayuntamiento.




          Al otro lado del río, se halla el agradable mercado de pescados y mariscos, donde se puede comprar género vivo, recién muerto, en salazón, marinado o disecado. Los precios son bastante interesantes, para tratarse de Corea.


          No es un mercado, propiamente, pero no quiero dejarme de referir a la zona, de Itaewon, que es donde se concentran la mayoría de las tiendas internacionales y restaurantes de casi todo el mundo, incluido el Spanish Club, donde se puede comer jamón de Jabugo -a precios imposibles- o crema catalana. Por aquí se dejan caer la mayoría de los extranjeros, que visitan o residen en la capital.



Busan

          A destacar en esta ciudad, el mejor y más grande mercado de pescados y mariscos de toda Corea del Sur, el de Jagalchi. Ofrece unas partes cubiertas y otras descubiertas y es posible encontrar casi cualquier género. Para los que no podáis esperar a llegar a casa o les pueda el ansia, hay también puestos de pescado recién frito (a 7.000 wons la pieza). La entrada se halla presidida por una enorme escultura metálica en forma de pez. La colindante bahía con numerosas embarcaciones, muestra unas vistas sosegadas y extraordinarias.

          En algunas pequeñas callejuelas, perpendiculares a la calle semipeatonal comercial y en la pequeeña Biff square, se colocan en el medio por la tarde unos cuantos puestos de comida preparada, que muestran bastante éxito entre el animoso y multitudinario público. Lo más demandado, unos bollos rellenos, aunque no sabemos de que. La zona se llama Gukje Market y se halla entre el mercado de pescados y mariscos y la Torre de Busan.


Gyeongju

          Cuenta con dos magníficos mercados, que tienen el inconveniente de no ser muy concurridos a ninguna hora del día. Ambos arrancan de la calle principal -uno a la derecha y otro a la izquierda y no se hallan demasiado distantes entre sí. La comida es la principal protagonista de los dos. La cruda en el más céntrico y la cocinada en el más alejado (pescados secos, mariscos marinados o en salazón, tortas vegetales, kinchi, dulces...).


Dong Daegu

          La tercera ciudad del país en población, cuenta con mercados tradicionales muy interesantes, cerca de la estación de trenes menos céntrica. Comida cruda y frritanga barata (pimientos, huevos o salchichas rebozados, empanadillas vegetales...).


Incheon

          En el medio día, que estuvimos en esta moderna ciudad, llena de centros comerciales, no nos encontramos con ningún mercado, lo que no significa, que no los haya. Pero en el centro, es seguro que no.