Este es el blog de algunos de nuestros últimos viajes (principalmente, de los largos). Es la versión de bolsillo de los extensos relatos, que se encuentran en la web, que se enlaza a la derecha. Cualquier consulta o denuncia de contenidos inadecuados, ofensivos o ilegales, que encontréis en los comentarios publicados en los posts, se ruega sean enviadas, a losviajesdeeva@gmail.com.

lunes, 9 de enero de 2017

A la segunda, el séptimo (parte III de III)

                                                                        Yibuti y debajo, lago IssyK-Kul (Kirguistán)
          Una vez, hayamos abandonado India para unos cuantos años, se hablen tres posibles escenarios: viajar a algunas repúblicas ex soviéticas de Asia Central, recalar en Yemen y Yibuti o sencillamente y si todo se complica demasiado, regresar a casa sin demasiadas sensaciones de frustración. Veamos los puntos a favor e inconvenientes de cada plan y los posibles itinerarios por esos países. La pena es, que ya desde la casilla de salida, nos hayamos resignado a prescindir, de Pakistán (aunque tengo la pedrada ya consolidada, de que el día que arribemos a este país, nos decepcionará).
                                                                                                        Bukhara (Uzbekistán)
          1º.- Uzbekistán, Kirguistán y más remotamente, Kazajistán y Tayikistán. El gran inconveniente de esta opción es, el precio de los vuelos desde India. Ya valoramos esta salida, en 2.014 y resultó inviable económicamente. Veremos a ver, si las cosas han cambiado para bien o siguen igual, Otra posibilidad sería, obtener el visado de China e ir por tierra, a la aventura. Pero en la actualidad, desconocemos si estas fronteras son realmente transitables para viajeros. Así, que a seguir investigando.

                                                                Mapa de Yemen y debajo, Socotra (Yemen)
          En Uzbekistán, nuestros principales objetivos serían Tashkent, Khiva, Bukhara y Samarkanda, aunque se pueden añadir otros. En Kirguistán, visitaremos Bishkek y Karakol, unidas por la fantástica ruta del lago IssyK-Kul. Además, pensamos recorrer el valle de Fergana y algunos lugares más, aún sin determinar. Pensamos, que sin ser destinos espectaculares a nivel mundial, para una semana cada país, nos va a dar mucho juego.
                                                                                                         Khiva (Uzbekistán)
          2º.- El asunto de Yemen se presenta complicado. Supongo, que el tema de los vuelos no sería difícil, ni demasiado costoso, si los canalizamos por Emiratos, Qatar o Bahrein. Lo que más nos preocupa, evidentemente, es el tema de la seguridad. Tenemos información de una viajera catalana, que estuvo hace dos años y que no afrontó mayores problemas en este sentido. Pero, necesitamos datos más actuales y no sé, si serán fáciles de obtener, buceando en los foros de internet en inglés. Por supuesto, lo que puedan decir las autoridades españolas o la embajada de Yemen, no nos merece ninguna credibilidad.

          El recorrido, a estas alturas de la película y por muy diversas razones, resulta incierto. Pero, por partir de algo, más o menos, podría ser lo siguiente: Saná, Seiyun, Al Mukalla, Aden, Taiz, Al Hudaydah Ibb y tal vez, la isla de Socotra. Desde el puerto pertinente y llegado el caso, viajaremos rumbo a Yibuti y Somalilandia, para desde Etiopía, regresar a España.
Karakol (Kirguistán)
          3º.- No hay mucho más, que explicar. Si nada de lo anterior nos convence o no es viable, regresamos a casa, aunque valoraríamos la opción de hacerlo con escala en Irán o en Azerbayán, para rutas no muy extensas, pero para nosotros, suficientes. Todo dependerá del precio de los vuelos y de la dificultad de la obtención de los visados de ambos países, en las ciudades de Delhi, Tashkent o Bishkek.

          Aunque, resulta una posibilidad bastante remota, no parece descartable, que demos un vuelco al viaje, si los precios de los vuelos nos cuadran y llevemos a cabo nuestra primera vuelta al mundo -algo, que por otra parte, me importa y seduce bien poco-, de la siguiente forma: España-Uzbekistán-Tayikistán-China-India-Japón-Brunei-Australia-Nueva Zelanda-isla de Pascua-Chile-este de Bolivia-interior de Brasil (oeste)-Venezuela-Trinidad y Tobago-islas de Centroamérica-Puerto Rico-Islandia-España.


          Este insuperable e idílico plan, entra más en la categoría de sueño, que en la de realidad, pero sería un inigualable colofón a todos los viajes largos anteriores. ¡Todo es cuestión de ir colocando las piezas del puzzle y de sacar la calculadora!. Tenemos más de tres meses para hacerlo viable.