Este es el blog de algunos de nuestros últimos viajes (principalmente, de los largos). Es la versión de bolsillo de los extensos relatos, que se encuentran en la web, que se enlaza a la derecha. Cualquier consulta o denuncia de contenidos inadecuados, ofensivos o ilegales, que encontréis en los comentarios publicados en los posts, se ruega sean enviadas, a losviajesdeeva@gmail.com.

sábado, 8 de enero de 2011

Feliz Navidad desde Gaborone (Botsuana)

Salvo las mas de cinco horas, en que hemos viajado en bus con aire acondicionado -toda una novedad-, hemos vivido una navidad a mas de 35 grados, en Gaborone y Francistown, las dos principales ciudades de la despoblada Botsuana.
                                                                                                        Gaborone
            Las habituales navidades blancas, llenas de frivolidad y consumismo, se han transformado aqui, en navidades negras -si nos atenemos al color de la piel de quienes nos rodean- o rojas -si miramos el de la nuestra-.

            Gaborone hoy, funciona a pleno rendimiento (dentro de que la actividad de esta capital es menor, que la de Soria, en cualquier manana apatica). Tres de sus cinco supermercados han abierto y estan abarrotados de gente, que viene a comprar lo mismo que todos los dias: Pap -pure de harina de maiz-, alguna pieza de pollo y refrescos,con los que aliviar el calor. En el bus, la gente come pollo con patatas fritas, del Hungry Lion, una de las tantas cadenas de comida rapida del sur de Africa. Nosotros aplacamos el hambre, con papas fritas de bolsa,alubias con arroz y bocadillos de salchichas. Nunca recordare lo que comimos la Navidad de 1989, 1997 o 2003. Pero,siempre permanecera en nuestra memoria, el improvisado menu de este ano.
                                   Maun
            Las tiendas de los centros comerciales se han permitido el lujo de cerrar. No asi, los destartalados puestos callejeros, cuyos gestores parece que hoy, tienen poco mas que celebrar, que seguir viviendo dia a dia.
                                     
            Anochecido ya, este extrano dia y habiendo encontrado hotel facilmente -cosa nada sencilla aqui-, tenemos nuestra explosion navidena, en un suburbio de Francistown, tomando una fresquisima cerveza, Black Label, que nos reconforta de arriba a abajo.

            Poca cosa, para los que en el invierno boreal, llevais encima decenas de botellas de champan. Pero -aparte de familia y amigos-, ese burbujeante placer es, lo unico que echamos de menos de vuestra -que ya no nuestra- Navidad. Merry Christmas!!.
                                                  Mokoros, embarcaciones que navegan por el delta del Okavango

2 comentarios:

krofinski dijo...

Aunque sea con retraso... ¡Feliz Navidad!

Eva dijo...

Bueno, pues casi para evitar el retraso, ya te felicito la de este año 2011. Ja, ja, ja.