Este es el blog de algunos de nuestros últimos viajes (principalmente, de los largos). Es la versión de bolsillo de los extensos relatos, que se encuentran en la web, que se enlaza a la derecha. Cualquier consulta o denuncia de contenidos inadecuados, ofensivos o ilegales, que encontréis en los comentarios publicados en los posts, se ruega sean enviadas, a losviajesdeeva@gmail.com.

lunes, 6 de febrero de 2017

En un mes, Vizcaya

        Reserva de la biosfera, de Urdaibai (Vizcaya)
          Gracias a nuestra -en otros tiempos odiada- querida ALSA, es previsible, que a principios de marzo, nos escapemos a la provincia, de Vizcaya. No se puede despreciar, un Valladolid-Bilbao, a 11,25 por tramo y por sentido. Y así, vamos estableciendo la velocidad de crucero necesaria, para arrancar nuestro ansiado séptimo viaje largo.

          El alojamiento en el País Vasco es -y siempre fue- de precio prohibitivo, como comer o salir de cañas y tapas. Pero, hemos encontrado una propuesta, en Bilbao, que a nuestra edad, no es la más conveniente, ni convincente, pero haremos de tripas, corazón. Un hostel, con habitaciones de 21 literas, a 11,65 euros, la pieza. No estamos curtidos en esta forma de alojamiento, pero la hemos usado en situaciones de emergencia (las últimas, en Tel Aviv y Jerusalén, no hace siquiera, tres años).
Valmaseda (Cantabria)
          Y el transporte, a los distintos puntos de interés, tampoco parece un problema serio, porque contamos con FEVE, RENFE y autobuses locales, que parece, que llegan hasta los lugares, casi más inaccesibles.

          Este repentino periplo, se postula de una idea de hace un par de días, así que tenemos unas pocas piezas sueltas y nos queda montar el púzzle. No sabemo0, ni cuantos días estaremos por allí -entre tres y cinco, probablemente-, ni el itinerario concreto, aunque trabajamos con las siguientes propuestas, de forma algo avanzada:
                                                                                                       Cueva de Santimaniñe (Vizcaya)
          1ª.- La más fácil de llevar a cabo: Valmaseda, que en euskera, debe escribirse, con b. Existe una línea de FEVE, que conecta esta bonita localidad, ubicada debajo, de Castrourdiales, con Bilbao.

          2ª.- La segunda menos complicada: Elorrio, a 46 kilómetros al este de la capital de la provincia. Suponemos y esperamos, que el transporte será sencillo, aunque no lo hemos investigado.

          Y quedan por perfilar, las que más a mi apetecen:
Bosque de Oma (Vizcaya)
          3ª.- Elanchone y EA: Dos pueblecitos, cercanos a la ya conocida, Lekeitio, que tienen muy buena pinta y sensacionales referencias en algunos blogs y webs.

          4ª.- Reserva natural de la biosfera, de Urdaibai, entre Mundaka y Busturia. Quedan muchos datos por recopilar, pero volcaremos todos nuestros esfuerzos en conocer esta entretenida zona. En la reserva, parece ser, que existen cuatro rutas bien definidas: encinar cantábrico, campiña y bosque atlántico, marismas y la de mar abierto.

          5ª.- Cueva de Santimaniñe -visita guiada gratuita, de lunes a viernes, en grupos de tan sólo quince personas- y bosque, de Oma.. Para este fantástico plan, se hace necesario, llegar a la pequeña localidad, de Kortezubi, al parecer, famosa porque su alcalde organizó en su tiempo un concurso de feos.
                                                                                                        Elanchone (Vizcaya)
          Hemos descartado otros destinos, como el valle de Karrantxa,, Orduña o Areatza, por no parecernos demasiado interesantes o pillarnos, a trasmano.


          Debemos decir, que lugares, como Bermeo -y Gaztelugache-, Guernica, Lekeitio u Ondarroa, entre otros más, ya los hemos visitado en viajes anteriores.