Este es el blog de algunos de nuestros últimos viajes (principalmente, de los largos). Es la versión de bolsillo de los extensos relatos, que se encuentran en la web, que se enlaza a la derecha. Cualquier consulta o denuncia de contenidos inadecuados, ofensivos o ilegales, que encontréis en los comentarios publicados en los posts, se ruega sean enviadas, a losviajesdeeva@gmail.com.

jueves, 18 de mayo de 2017

En la casilla de salida

Esta y la de abajo son, de Delhi (India)
          Todo está listo. Las tediosas, rutinarias y necesarias gestiones para pasar los próximos meses fuera de casa con ingresos, han llegado a su fin, con bastante solvencia. Tenemos, casi ya, hasta los equipajes hechos, a la espera del toque de corneta, que suponga el inicio de nuestro esperado séptimo viaje largo. Esto puede ocurrir, en 28 o 72 horas o pude dilatarse, a lo largo de varias semanas.

          Tan sólo, nos queda el pequeño detalle de comprar el vuelo y tres posibles destinos nos aguardan: Bangkok -donde quiere ir nuestro corazón, dado que es nuestra segunda casa en el mundo-, Tokio -donde anhela, secretamente, desplazarse nuestra cabeza por motivos prácticos y económicos- y la -en esta época- calurosísima Delhi, que daría inicio a nuestro cuarto periplo por el país, con este recorrido inicial: Delhi-Shimla-Mandi-Kullu-Manali-Keylong-Kargil-Leh-Srinagar-Jammu-Dalhousie-Chamba. Queda abierto a posibles modificaciones, desconociendo la situación actual de seguridad y accesos, a Cachemira.
Esta y la de abajo son, de Bangkok (Tailandia)
          No es fácil resolver este tema, dado que en la embajada y tras darte varias opciones, nadie te coge el teléfono y en Arke -antigua gestora de los visados de India-, ya no debe trabajar nadie. Y es, que el sistema de visados del gigante, se ha modificado -para bien de los viajeros-, muy recientemente.

          La e-visa, ya funcionaba desde 2.015, con unas condiciones algo leoninas, que ahora se han mejorado ostensible para nuestro regocijo. Se gestiona en la siguiente web: https://indianvisaonline.gov.in/evisa/tvoa.html. Se debe rellenar el tradicional y anodino formulario y subir una copia de la primera página del pasaporte y una foto con fondo blanco. Finalmente, se paga una tasa de cincuenta dólares con tarjeta de crédito y se espera cuatro días, como máximo, aunque he leído, que la mayoría se resuelven en 24 horas.

          Hasta hace bien poco, valía para 30 días y una sola entrada. Ahora, se puede utilizar por dos meses, con dos entradas y obteniéndola con 120 días de antelación a la llegada al país (constará la fecha de ingreso en el visado y no la de su obtención, como ocurría antes, gestionándola en Arke).

          Algunos os preguntaréis: Y, ¿por qué no habéis comprado el billete aéreo todavía?. Porque tenemos flexibilidad de fechas y al contrario de lo que la mayoría de la gente piensa y en estos casos, sale más económico comprar un vuelo de última hora, que hacerlo con meses de antelación. Un ejemplo: para el próximo 24 de mayo -faltan cinco días-, existen plazas, a Bangkok, a 244 euros/ida, con Aeroflot (aunque con la pega de 14 horas de escala, en Moscú). Hemos decidido, tras lidiar con bastantes nervios, que no nos debe obsesionar la fecha de salida. ¡Ya llegará!.
Esta y la de abajo son, de Tokio (Japón)
          Muchas son las creencias y tópicos viajeros, que no se corresponden con la realidad y algún día -con más tiempo-, escribiré un post sobre esto. Una, que me da mucha rabia, es la mala fama de la comida de los aviones. En la mayoría de las compañías aéreas, he almorzado mejor, que en muchas casas particulares.

          Vuelvo al tema principal. Si el viaje comenzara por Japón, ya hemos decidido, que tomaremos un único autobús nocturno, entre Tokio y Osaka, limitándonos a ver esas ciudades y sus valiosos alrededores, descartando Hiroshima y Miyajima.

          Si aterrizamos en Bangkok, Phuket, Krabi, las Perhentian y el parque nacional Taman Negara, serán, como ya se expuso hace tiempo, nuestros siguientes destinos, antes de arribar, a Kuala Lumpur y empezar el periplo por Oceanía.

          Probablemente, este será el último post antes del viaje, si nada noticioso ocurre, insertándose la información de última hora en los comentarios. Este blog está a punto de cumplir 400 entradas, aunque, durante este periplo, no está previsto publicar nada, por falta de tiempo. Todo, lo iremos narrando a la vuelta.

          En la medida de lo posible, cuando el wi-fi lo permita, iremos poniendo fotos y comentarios en los nuevos estados de Whatsapp. A quien le interese, que me envíe su número de móvil, a losviajesdeeva@gmail.com, le agrego y le mando el mío, con el fin de que puedan ser vistos.

No hay comentarios: