Este es el blog de algunos de nuestros últimos viajes (principalmente, de los largos). Es la versión de bolsillo de los extensos relatos, que se encuentran en la web, que se enlaza a la derecha. Cualquier consulta o denuncia de contenidos inadecuados, ofensivos o ilegales, que encontréis en los comentarios publicados en los posts, se ruega sean enviadas, a losviajesdeeva@gmail.com.

miércoles, 1 de octubre de 2014

India: una losa sobre nuestras espaldas

                                                                     Esta y las dos siguientes son, de Chittorghar (India)
          India empieza a pesarnos sobre la espalda, mucho más de lo necesario. Cada día, hacer lo mismo o similar, nos cuesta más esfuerzo, entre el tráfico ingobernable, las charcaleras del monzón -mezcladas con basura- y los animales diversos, que vagan, sobre todo, por el norte de este país. Y no hay forma -tampoco lo intentamos mucho-, de encontrar un vuelo a precio razonable, que nos saque de aquí. A pesar de todo, y de nuestra pésima alimentación rajasthaniana, recomponemos el gesto y hacemos el sacrificio de llegar hasta Chittorgarh.

          Su fortaleza se muestra esplendida y mucho mejor conservada, de lo que pone en las guías. Hay bastante turismo local de peregrinación -dado, que en el interior moran varios templos-, pocos viajeros independientes y un par de nórdicas, en potente coche de alquiler con conductor y que van del coche al monumento, de este a la cafetería y vuelta al vehículo. Después se pasarán todo el invierno hablando en su país de lo mucho, que conocen India.

          Nuestro intento de volver a Delhi en sleeper. por la vía rápida, fue frenado por la fiesta del 15 de agosto -día de la Independencia- y dry day, a efectos alcohólicos. Por lo que conviene prevenirse y proveerse de bebidas alcohólicas. Este año es puente, al caer en viernes y este hecho nos impidió encontrar, cualquier plaza de tren sentada disponible, hasta el día 19.
Jaipur (India)
          Tiramos de la vía lenta: vuelta a las ya visitada en el anterior viaje, Udaipur, Jaipur y Amber, con emociones desiguales. La primera -llena de franceses- nos pareció, que no valía ni la mitad, que la primera vez. Al menos, ello nos sirvió para pasarnos decenas de horas –y no exagero- enganchados al wifi -con móvil y tablet-, para tratar de gestionar vuelos a cualquier parte, menos a Europa, donde el precio está por las nubes, en estos días de alta demanda. Estambul, Dubai, Kuwait... El mundo a nuestros pies.

          Jaipur, sin embargo, nos cautivó mucho más, que en la anterior visita. Y Amber, nos causó la misma impresión.
                                                                                                        Amber (India)
          Seguimos encima de los 40 gracos, porque en este viaje no hay forma de librarse del calor. Ni parece, que lo vaya a haber en el futuro inmediato , dado que va a ser, que acabaremos en Egipto, a hacer el norte y el Sinaí, antes de matar el viaje -o que nos liquide él, a nosotros- en Israel.

En Concreto, nuestra hoja de ruta, queda: Delhi-Aman-El Cairo (Royal Jordanian) y Tel Aviv-Barcelona (Vueling).